Qué mundo se encontró Obama y cómo lo deja por Jordi Pérez Colomé


El presidente Obama estará lunes y martes en Nueva York para la cumbre anual de Naciones Unidas. No tiene previstas reuniones con otros jefes de Estado, pero dará un discurso el martes. Es un buen momento para repasar qué ha logrado en cuatro años en el mundo.


Durante la presidencia de Obama el mundo ha cambiado bastante: la guerra de Irak ha terminado y la de Afganistán lo hará pronto, Osama bin Laden y Muamar Gadafi están muertos; Hosni Mubarak, Zine El Abidine Ben Ali y Ali Abdulá Saleh están jubilados; Siria está en guerra. Estos son sus seis asuntos principales.

Afganistán. Las tropas americanas saldrán de Afganistán en 2014. Ya es la guerra más larga de la historia de Estados Unidos -aunque hay dudas sobre cuánto duró Vietnam. El objetivo de Estados Unidos era doble: dejar un país estable y que no fuera un santuario para terroristas. El primer punto no se conseguirá. El otro, parece que sí.

En Afganistán, el ejército, los talibanes y otros grupos se pelean por dominar parte del territorio. Desde hace una semana, los soldados americanos no forman ni hacen misiones son afganos porque los ataques de talibanes infiltrados se han multiplicado. Era demasiado peligroso. Cuando Estados Unidos se vaya, la guerra por el dominio de Kabul seguirá. Ni hay negociaciones de paz ni nadie pierde claramente.

Afganistán fue el gran tema de política exterior de los dos primeros años del mandato de Obama, sobre todo en 2009. El presidente deliberó durante seis meses si enviar más soldados para intentar ganar a los talibanes en las provincias donde eran más fuertes. Al presidente Bush en Irak, más tropas -el surge- le había ido bien. Obama aceptó pero puso un plazo. Las nuevas brigadas cumplieron su objetivo en Helmand y Kandahar, pero los talibanes no se fueron, se desplazaron o escondieron.

Estados Unidos no va a ganar la guerra de Afganistán. En la campaña de 2008, Obama dijo que esta era la guerra importante. Se refería a la guerra contra Al Qaeda, que es la única que va más o menos ganando. Afganistán no será un lugar pacífico en los próximos años.

No es responsabilidad solo, claro, del presidente actual. Mitt Romney no ha dado una alternativa clara a la salida de tropas, aunque hay en su partido senadores que dicen que deben seguir allí sin plazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada