El modelo educativo chileno sigue avanzando por Diego Sánchez de la Cruz

Liberalismo y Relaciones Internacionales.


El estudio último estudio de la OEI ha ofrecido interesantes datos sobre la situación de la educación en los países de la Comunidad Iberoamericana. La principal conclusión que cabe extraer es que, en su conjunto, los iberoamericanos valoran mejor el desempeño de la educación privada (6.5) que el de la pública (5.8). Esta cuestión no es baladí, ya que millones de familias han confiado la educación de sus hijos en escuelas no gubernamentales.
Cabe subrayar que Chile registra un excelente porcentaje de valoración para su sistema educativo privado, que ha sido canalizado mediante un modelo de escuelas chárter. Para los chilenos, la valoración de la educación privada llega al 8.1, algo que explica que en los últimos años, el porcentaje de familias que confía en este tipo de centros haya crecido notablemente.
De hecho, es uno de los países iberoamericanos donde más alumnos acuden a la educación privada: según los últimos datos de la UNESCO, este porcentaje llega al 52%, pero las informaciones recogidas en Chile durante el presente año apuntan a que el dato no ha parado de crecer, hasta alcanzar niveles del 60%.
Por etapas, la situación es la siguiente:
Un modelo que va a más
En Chile, el porcentaje de alumnos de educación secundaria que accede por primera vez a una titulación asciende a casi el 70%, un porcentaje alineado con la media española y superior al de Portugal. Para el resto de países latinoamericanos, los datos son mucho menores, lo que sitúa al país chileno a la cabeza del continente.
Los números de Chile también son especialmente buenos a la hora de evitar la exclusión de la población indígena o afrodescendiente, cuyo acceso a la educación es el más alto de toda Latinoamérica tanto en el total nacional como en las zonas rurales.
Otros parámetros de la encuesta confirman que el sistema educativo chileno registra datos ostensiblemente mejores que los del resto de la región. Lo vemos, por ejemplo, en el porcentaje de sus alumnos que obtiene una educación secundaria (el más alto) o en el número de alumnos que solamente accede a la educación primaria (uno de los más bajos).
El éxito de la integración del sector privado a la educación chilena contribuye a que el país siga liderando los índices latinoamericanos de desarrollo humano que compila la ONU cada año. De hecho, Chile está muy cerca de alcanzar en este campo a España y Portugal.
Por suerte para los contribuyentes, este progresivo avance no supone un gasto estatal elevado. De hecho, Chile gasta menos en el ámbito educativo que la media de países iberoamericanos, si bien obtiene mejores resultados.
El modelo resiste las críticas
A lo largo de los dos últimos años, dirigentes estudiantiles afínes al Partido Comunista chileno han impulsado multitudinarias protestas contra el modelo educativo chileno. Aunque estas iniciativas han ocupado las portadas de muchos periódicos, lo cierto es que el sistema educativo chileno ha salido reforzado de los ataques. No en vano, los resultados del país en todos los informes internacionales avalan que se sitúa entre los mejores de la región, destacando además su tendencia al alza.
Con  acierto, la analista del Instituto CATO Gabriela Calderón de Burgos arrojó luz sobre esta cuestión y puso los datos encima de la mesa. Su trabajo refutó muchas tesis de aquel movimiento y evidenció el creciente éxito del modelo educativo chileno:
- Indicadores como el IDH de la ONU o el Informe PISA de la OCDE sitúan la calidad de la educación en Chile a la cabeza de Latinoamérica.
- Desde 1960, la educación superior chilena ha multiplicado por diez sus niveles de cobertura. Siete de cada diez estudiantes matriculados hoy son la primera generación de sus familias que alcanza dicho nivel educativo.
- Entre las generaciones más jóvenes (25-34 años de edad) hay un porcentaje de personas con educación secundaria superior al promedio de los países miembros de la OCDE y dos veces mayor que el apreciado entre los chilenos de 55-64 años.
- Varias universidades chilenas han sido incluidas por diferentes informes entre las mejores del mundo.
Reformas pendientes
La propuesta de Reforma Educativa que ha expuesto José Piñera para su país ofrece algunas claves sobre las modificaciones que cabe aplicar al modelo chileno de cara a mejorar más aún su desempeño. Pueden consultar el documento aquí o visualizar un vídeo-resumen de la propuesta a continuación. En esencia, Piñera propone ir más allá del modelo chárter y aplicar plenamente el modelo de cheque educativo que en su día defendió Milton Friedman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada