Ártico versus Antártico por Antón Uriarte

CO2.



Tendencias contrastadas de las extensiones del hielo en el océano Ártico y en los mares que rodean la Antártida 1978-2011 (en azul el Artico, en rojo la Antártida) (fuente NSIDC)

Estos días en la Antártida se bate un récord. Está allí finalizando el invierno austral y la extensión del hielo marino ha superado los 16 millones de kilómetros cuadrados, tan solo superados en el 2007 (The Cryosphere Today). Ya comienza el deshielo y dentro de seis meses la extensión se reducirá a 2 millones de kilómetros cuadrados.

Estos días en el Ártico está ocurriendo lo contrario. Está allí finalizando el verano boreal y la extensión se ha reducido a tan solo 2 millones de kilómetros cuadrados, un récord de mínimos. Ya comienza la congelación y dentro de seis meses la extensión del hielo superará otra vez los 13 millones de kilómetros cuadrados.

Me levanto hoy con un artículo en El País escrito por el mismo periodista que hace cinco años escribía que la ONU vaticinaba el fin del mundo climático para dentro de tres. Según el titular, escrito como con gusto y esperanza de que ocurra la predicción, se "destroza" el récord boreal y  solamente se da la palabra a quien atribuye la disminución del hielo al CO2 , sin citar a otros científicos, disidentes sobre las causas (NASA - Aerosols May Drive a Significant Portion of Arctic Warming)

En el artículo de El País, que me produce esta sulfuración matutina, no se menciona para nada la tendencia al alza que ocurre en la Antártida, aunque allí el CO2 ha aumentado y aumenta en la misma proporción que en el Ártico.

Como se aprecia en la figura que pongo arriba, que es del mismo instituto, NSIDC, que vive de alarmar sobre lo que ocurre en el Ártico, hay desde hace años una tendencia al aumento en la extensión de los hielos que rodean la Antártida. Quizás esta oposición entre las dos tendencias, entre la del Ártico y la de la Antártida, que en el Ártico ciertamente es más acusada, pueda ser atribuída al mismo desfase bipolar (bipolar seesaw) originado por las corrientes oceánicas profundas que se estudian en la paloclimatología de la última deglaciación, pero que no tengo tiempo aquí y ahora de explicar. Grrrrr ...


El deshielo ártico destroza su récord, El País, 20 Septiembre 2012
Ocho años para evitar el desastre, El País, 18 Noviembre 2007
NSIDC All about sea ice, Arctic vs. Antarctic
Wallace S. Broecker. Paleocean circulation during the Last Deglaciation: A bipolar seesaw?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada