La Habana agoniza por los derrumbes

por Augusto Cesar San Martin.


Edificio Majestic, en La Habana. Fotos: Cubanet.
LA HABANA, Cuba, 14 de agosto (Augusto Cesar San Martin Albistur, www.cubanet.org) – El derrumbe en enero del edificio habanero ubicado en Zanja, entre Zapata y Salud, fue la continuidad del efecto dominó que promete más colapsos de edificaciones en la capital.
Seis meses después, las ruinas del edificio adyacente causaron otra muerte y desde la pasada semana las edificaciones colindantes están siendo desalojadas ante el inminente peligro de nuevos derrumbes.
Los vecinos del edificio de cuarenta y cuatro apartamentos ubicado en Jesús Peregrino número 508, con esquina en la avenida Infanta, del municipio Plaza, sintieron los estremecimientos de los anteriores derrumbes. Narran que las sacudidas derribaron algunos adornos en las casas y resintieron las columnas y placas del edificio, cuyo estado técnico es ya crítico.
Previniendo una nueva catástrofe, las autoridades locales comenzaron a evacuar a las personas que habitan en la zona posterior del edificio, la más crítica del inmueble. Hasta la fecha han sido trasladados hacia los municipios de Guanabacoa, Alamar, Boyeros y Playa.
Otro edificio afectado en la misma dirección es el Majestic, cuya construcción data de 1920. El segundo piso del inmueble ya fue desalojado, aunque la intención es vaciarlo para su demolición.
El edificio se ubica en la avenida Infanta entre Jesús Peregrino y Salud y, aunque se encuentra en condiciones peligrosas para sus residentes, la disponibilidad de albergues en este municipio es crítica por lo que la evacuación tomara algún tiempo.
Aunque existe incertidumbre entre los vecinos de los 58 apartamentos, algunos afirman que solo se desalojaran los pisos superiores y la zona posterior del edificio, resentida por los derrumbes. Otros esperan que, por motivos de seguridad para el resto del vecindario, evacúen todo el edificio porque las columnas que soportan el inmueble están visiblemente quebradas.
Hasta el momento en las edificaciones pertenecientes al municipio Plaza las autoridades de la Dirección Municipal de Vivienda no han encontrado resistencia para desalojar los inmuebles. El estado crítico de las construcciones y las muertes recientes de personas sepultadas por los escombros han sido demasiado poderosos para los agobiados residentes.
“La Habana nos está cayendo encima y no le cae ni una piedra a los culpables”, protesta una vecina que vende sus mercancías en el portal del edificio.
“Mi casa está apuntalada por dentro. Casi no puedo dormir, cuando pasa un camión o una guagua por Infanta parece que va haber otro derrumbe”, confiesa otro vendedor, residente del edificio.
acesar2004@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada