Víctima, 3 de julio: José Luis Jiménez Barrero

Libertad Digital.



El 3 de julio de 1991 fallecía el policía nacional JOSÉ LUIS JIMÉNEZ BARRERO, dos días después de haber resultado gravemente herido en el intento de desarticulación de un paquete-bomba enviado por la banda terrorista ETA a un alto cargo del Ministerio de Justicia.
El paquete, enviado el 27 de junio, fue devuelto a la empresa de mensajería, que lo mantuvo en una nave en Villaverde (Madrid). Tras avisar los propios terroristas a la empresa de que en alguna de sus dependencias había un paquete-bomba, varios artificieros de la Policía Nacional procedieron a intentar su desactivación. Después de varios intentos, y cuando iban a iniciar la desactivación manual, el paquete explotó matando en el acto a Luis Claraco López y a Pedro Domínguez Pérez, ambos Tedax de la Policía Nacional. El tercer agente, José Luis Jiménez Barrero, resultó gravemente herido.
José Luis quedó ingresado en el Hospital Doce de Octubre, clínicamente muerto y en estado de coma irreversible, aunque su actividad cerebral no cesó hasta dos días después, el día 3 de julio.
Un mes después, otra carta-bomba remitida por la banda terrorista ETA hirió a varias personas en la sede del Gobierno de La Rioja, en Logroño. A finales de agosto, un policía nacional resultó herido en su domicilio en Madrid al explotar una carta-bomba remitida también por ETA.
José Luis Jiménez Barrero tenía 41 años y era natural de Santa Cruz del Valle (Ávila). Estabacasado y tenía dos hijas. Fue enterrado en su localidad natal el 4 de julio, donde le despidieron más de un millar de personas entre familiares, allegados, compañeros del Cuerpo Nacional de Policía, autoridades y vecinos de Santa Cruz del Valle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada