Trabajo esclavo en la prisión de Ariza

por Dania Virgen García.



Desde la prisión de Ariza, en la provincia de Cienfuegos, el recluso Julio Ortiz Argudín, informa acerca de las duras condiciones de vida de los reos de régimen severo que trabajan en la producción de  carbón para la exportación.

Refiere Julio Ortiz, que  los presos son trasladados por cantidades al campamento que antiguamente era el instituto pre universitario en el campo, “Lino Pérez”, que ha sido habilitada para albergar a los reos que trabajarán en la producción de carbón.

El trabajo de los reclusos es el corte de marabú, para hacer el carbón. Trabajan sin las mínimas condiciones de protección física. Los jefes de orden interior les exigen mil kilogramos de carbón cada 25 días por preso. Si no cumplen, son restituidos a la prisión.

Les pagan un salario de 470 pesos en moneda nacional, que equivale a menos de 20 dólares por mes. Pero muchos  reclusos se quedan sin  cobrar hasta dos y tres meses, porque  los guardias argumentan  que la nomina se perdió.

Los colchones que utilizan los reos para dormir están rellenos con yerba seca, y forrados con sacos de  nylon. Duermen rodeados por nubes de mosquitos y todo tipo de insectos.

Los reclusos tienen que caminar  cuatro veces al día una distancia de aproximadamente tres kilómetros para llegar al marabú y a los hornos de carbón.

dania@cubadentro.com

Más noticias sobre Cuba en Cuba por Dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada