La caja 507

Otro peliculón de  Enrique Urbizu. La había visto en su momento y el recuerdo era muy bueno. Pero tras otro visionado la pongo en lo más alto de mi lista.

Me encantan los dos actores principales, Coronado y Resines. La manera de reflejar la violencia de Urbizu es brutal y rápida, sin concesiones a la galería, algo en la línea de Sam Pekimpah, pero más sobria.

Me gusta como se va desarrollando la película, con dos tramas paralelas y relacionadas, y como todos los personajes se encuentran en el desenlace final, incluso los que piensan que son lobos y no son más que corderitos. Una panda de hijosdeputa matándose unos a otros y acabando con todo lo que su cruza por su camino.

Cine para disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada