Enfermo sin vivienda

por Dania Virgen García.



Jorge Luis Blanco Santos, de 40 años de edad, residente en la calle Salvador número 255, entre San Gabriel y San Quintín, municipio Cerro, a quien hay que practicarle periódicamente hemodiálisis, desde hace aproximadamente un año vive en condiciones precarias.

Ha escrito a varias instancias del gobierno, pero las repuestas han sido nulas.

Blancos Santos padece hepatitis C y cirrosis hepática en primer grado. Se atiende en el hospital “Salvador Allende”, del Cerro, adonde acude  tres veces a la semana para su tratamiento.

Fue jubilado con una pensión de 270 pesos en moneda nacional, debido a su enfermedad, pero ese dinero  no le alcanza ni para comprar sus medicamentos.

La casa de Jorge Luis, construida en 1940, se encuentra en muy mal estado, con filtraciones, vigas descabezadas podridas, y rotas, paredes con huellas de humedad, y abofadas, pisos hundidos, escaleras rajadas y rotas. Se han producido derrumbes parciales.

La vivienda fue declarada inhabitable e irreparable el 15 de marzo de 2003, con medidas de emergencia de demolición total para salvar la planta baja,

Asegura Blanco Santos que ha escrito al Consejo de Estado, a Raül Castro, al Ministerio de la Salud, la Dirección Provincial del PCC, la Dirección Provincial de Vivienda, al Canal Habana, pero no ha recibido respuesta alguna, solamente de la Dirección Provincial de Vivienda, en la que le respondieron que su caso quedaba sin  solución.

En la actualidad Jorge Luis Blanco Santos, se encuentra viviendo en casa de unos vecinos, llamados Mireya, y Luis, unos ancianos que le brindaron lo poco que tienen para que conviviera con ellos hasta que se le solucione su situación.

Afirma la fuente que será puesto en lista para trasplante en este mes de julio.

“Estoy desesperado, no tengo a donde más acudir, solamente a la opinión mundial, para que conozcan mi caso, que en Cuba no se respetan los derechos humanos, y no se preocupan por los enfermos”, expresó Blanco santos.

dania@cubadentro.com

Más noticias en Cuba por Dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada