El caso Yasser Rivero Boni

por Dania Virgen García.



En el caso del reo Yasser Ribero Boni, hay dos aspectos a distinguir: primero, que es un caso  típico de que hay que encontrar un culpable y cerrar las actuaciones y segundo, que encontraron la persona ideal para esto.

Es negro, proviene de una familia humilde,  sin influencia dentro de las esferas de poder en la sociedad, sin recursos para pagar los costos  de buenos abogados y de personas capaces para enfrentar la corrupción  del sistema de justicia cubano.

La brutalidad policial ensañada contra un negro que se enfrenta a un sistema de poder autoritario y abusador, con sus únicos recursos posibles: la dignidad y  su cuerpo expuestos a  los riesgos  que ello implica.

En la propia sentencia se pueden apreciar aspectos importantes que hacen probada su inocencia. Aunque la ley establece que para todo acusado se presume la inocencia hasta que  sean probados los cargos por los que se le acusa, en este caso es  todo lo contrario, pues lo que presume el tribunal actuante es su culpabilidad y lo sanciona severamente en una sentencia muy poco motivada, a 8 años de privación de libertad, haciendo un total desprecio por la vida de este hombre que al parecer, ya fue al juicio pre condenado por su condición de negro y pobre.

Solo cabe una especulación, la única evidencia probatoria que utiliza el tribunal es que del referido  acusado  apareció una huella en lugar de los hechos, cuando en realidad  debían aparecer no solo una, sino decenas, porque es un lugar donde  habitaba de manera habitual. Es como si lo acusaran a usted que ahora mismo lee este escrito por encontrar sus huellas, dentro de su casa. 

La acusación del otro acusado que implica a Yasser Rivero Boni, está bien claro que no puede ser escuchada, pues no es más que una astucia utilizado por el autor confeso del delito para  beneficiarse  en el proceso penal.

Nos extraña además que en el siglo de la tecnología y la ciencia no se hayan detectados otros indicios, como por ejemplo pruebas de olor, o la técnica canina y el tribunal se ha conformado con la declaración del otro acusado, cuya reputación no lo hace muy creíble.

A pesar de que la propia persona que fue robada declara que no tiene la más mínima sospecha respecto a Yasser Rivero Boni, en quien dice confiar plenamente,  y que justifica la existencia de huellas por el hecho de que el mismo residía habitualmente en su casa, esta prueba fue ignorada por la sala, en contra de lo que establece el  artículo 2 de la Ley de Procedimiento Penal.

En cuanto al punto de la resistencia y daños de que se acusa a Yasser Rivero Boni, no queda claro como pudo ejecutarse si el mismo fue reducido a la obediencias por dos agentes entrenados para actuar  en condiciones de violencia, los cuales esposaron al acusado,  de manos y piernas, con grilletes que le impedía moverse y muchos menos tirar patadas. 

No se menciona de manera deliberada por el Tribunal actuante los golpes y lesiones que sufrió el sancionado, los cuales constan en el expediente, y prueban la brutalidad policial de la cual él fue objeto, por lo que los agentes actuantes,  más que testigos en el proceso judicial debían haber sido acusado por abuso de autoridad y lesiones.

Si bien no recomiendo a las personas que  son víctimas de injusticias que hagan huelga de hambre o que resistan la actuación de la autoridades, hay que ponerse en el lugar del acusado Yasser Rivero Boni, quien desesperado por no haber sido escuchado, no encontró quizás otra forma de llamar la atención para resaltar su inocencia, por lo que nos encontramos ante un evidente caso de legítima defensa.

El hijo de la Dama de Blanco, Yaquelin Boni, por represalias de la Seguridad el Estado, fue enviado a la prisión provincia de Ariza, Cienfuegos, todo por informar a la prensa independiente acerca de las violaciones que se cometen a diario en la prisión  Combinado del Este.

En esta prisión se halla en condiciones de probables, a pesar de todas las enfermedades que tiene, no ha tenido asistencia médica, y ha estado amenazado, y sometido a torturas físicas y sicológicas por funcionarios de orden interior.

dania@cubadentro.com



Más noticias en Cuba por Dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada