¿Quién lo mató?

Arcadi Espada.



El consejero Ares, del gobierno vasco, dice hoy en el periódico que los encuentros entre verdugos y víctimas no pueden ser un circo mediático. Sus afirmaciones aluden al encuentro entre Consuelo Ordóñez y un asesino confeso, del que hoy se ocupa también el columnista González. La señora Ordóñez ha sido criticada porque utilizó ese encuentro no para exigir perdón ni darlo, y otras respetables metafísicas sino con voluntad informativa.
¿Quién lo mató?
It's simple.
¿Quién lo mató?
Ha elegido mal el consejero. Porque esa pregunta va de verdad. Y el circo es mentira. Y el circo metafísico, domador de pulgas, mentira y media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada