Ensañamiento y represión

Dania Virgen García.



Desde hace varios meses, las autoridades cubanas han aumentado la represión, los maltratos físicos y las torturas sicológicas contra las personas que piden ayuda a los periodistas independientes, y especialmente contra los reclusos que informan acerca de los maltratos a que son sometidos en las prisiones.

Funcionarios del gobierno, oficiales de la Seguridad del Estado pertenecientes al departamento 21, subordinados a  Villa Marista, han intensificado la represión en contra de aquellas personas que tratan de buscar auxilio recurriendo a los periodistas independientes para  que informen acerca  de sus condiciones de vidas.

La Direcciones de Vivienda, las direcciones municipales y provinciales del PCC y el Poder Popular, fiscalía, tribunales, la Dirección de Salud, la PNR y los funcionarios de prisiones son manejados por la Seguridad del Estado, para obligar a la población al  conformismo. Pero cuando no logran intimidar a personas que necesitan ayuda desesperadamente y no encuentran quien se la brinde,  se exceden en el ensañamiento. 

Uno de los temas que esta reportera denuncia, es la  corrupción y la irracionalidad de los funcionarios y dirigentes, que son apoyados por otros ineptos que actúan con violencia por su incapacidad de pensar.

Dicen defender la revolución, pero es mentira, solo defienden sus comodidades, sus privilegios, sus carros, sus mansiones. Para poder seguir en su  corrupción, aceptan  participar en las brigadas de respuesta rápida, en los mítines de repudios en contra de la disidencia y las marchas gubernamentales. De esta manera pueden hacer y deshacer sin ningún tipo de escrúpulos, violando los procedimientos legales y los derechos de los ciudadanos, para hacer suculentos  negocios.

Citaré algunos casos de esta represión.

Grisel Rivera Boza, vive en un albergue, en la calle 73 número 1, en Cruz Piedra,  La Lisa. Vivía desde el año 1996, en una vivienda que le dejó su esposo, con quien llevaba 6 años de casada.  Dicha vivienda, en la Habana Vieja, estaba comprendida entre  los inmuebles de Eusebio Leal, el Historiador de la Ciudad. En el año 2007 fue declarada ilegal.
Por entonces ya tenía un hijo de dos años de edad, pero  la sacaron a la fuerza  con el niño y todas sus pertenencias.

Milagros Cisneros Agüero, y su núcleo familiar de ocho personas,  reclaman un lugar donde puedan vivir tranquilos, ya que no quieren seguir deambulando más por las calles de San Miguel del Padrón. El 31 de mayo fueron desalojados violentamente por la Dirección de Vivienda, el Poder Popular, el PCC; y la PNR, del municipio, y  trasladados para un albergue en Cambute.

En Palma Soriano, a los opositores Yuleysis Garcés Pérez, y Rolando Brim amenazan con quitarle la patria potestad de su hijo Yacel David Reyes Garcés, de 13 años de edad, quien  ha sido hostigado en la escuela por la directora, y la  maestra guía.

De las mujeres que el pasado año izaron una sábana blanca escrita con frases antigubernamentales, en el monte de las banderas, se encuentran en prisión Sonia Garro  y Niurka Luque.

El derecho a un juicio justo, con garantías judiciales y  presunción de inocencia,  en Cuba no existe.

En Cuba hay aproximadamente  200 cárceles, y  aproximadamente 70 mil reclusos de ambos sexos, que extinguen sanciones en condiciones  infrahumanas. Muchos de ellos son sometidos a  torturas físicas y sicológicas. Muchos se auto agreden y hasta llegan al suicidio por desesperación. En las cárceles son constantes los acosos, maltratos y torturas contra los homosexuales. Las condiciones de reclusión son pésimas también para   los presos enfermos del VIH-SIDA. En los campamentos de  trabajo forzoso,  los reos que trabajan no son bien pagados.

Los reclusos que se atreven a denunciar a la prensa independiente la  situación en las cárceles sufren la represalia de las autoridades. 

El recluso Julio Ortiz Argudin fue trasladado para la prisión de Ariza, Cienfuegos, por denunciar la corrupción en el Combinado del Este.

Lázaro Pie Pérez ya cumplió su sanción, pero las autoridades no le han dado la libertad, por informar acerca de la corrupción en el Combinado del Este y los campamentos de trabajo forzado a donde ha sido traslado por la Seguridad del Estado.

Al hijo de la periodista independiente exiliada Adela Soto, Raúl Rodríguez Soto, con varias enfermedades crónicas,  la han negado la licencia extrapenal.

Yasser Rivero Boni, quien es hijo de una dama de blanco,  ha sufrido golpizas  por informar las condiciones infrahumanas en el Combinado del Este.

El recluso Carlos Alberto Pérez Ávila, ciudadano norteamericano,  se encuentra en prisión desde el año 2007, por un supuesto delito de asesinato, por el que fue  condenado a treinta años de privación libertad.  Su sentencia fue anulada por el vice fiscal general  de la república, pero aún sigue en prisión.

John Alexander Serrano Rincón, ciudadano colombiano, de 31 años de edad. Casado, con dos hijos. Cuando vino a pasar sus vacaciones en Cuba, fue detenido el 2 de enero y conducido al Departamento Técnico de Investigaciones (100 y Aldabó), donde le fueron violados los derechos como detenido, y se le obligó a firmar bajo coacción psicológica una confesión de hechos que no son ciertos. Lo amenazaron con  destruir su familia y le advirtieron que iba a “podrirse en la cárcel” con más de treinta años de prisión si no aceptaba confesar que era el jefe de una banda internacional de traficantes de drogas, cuando él en  no es más que un ciudadano  común, de clase media, sin problemas judiciales de ningún tipo ni antecedentes penales.

El recluso indio Dalvinder Singh Jagpal se encuentra recluido, en la prisión de régimen especial de Agüica, en Matanzas. Lo enviaron por dos años a  la celda de castigo que llaman “la polaca”, bajo torturas físicas y sicológicas. Lleva dos años reclamando su inocencia, del supuesto delito de corrupción de menores que le achacaron sin tener pruebas, por “convicción”.

Juana Verena González Monzón, de 79 años, y Osoria Gómez Soto, de 74 años,  dos ancianas sancionadas a privación de libertad por delitos diferentes, también han sido represaliadas.

En la prisión de régimen especial  Kilo 7, en la provincia de Camagüey, el recluso Jorge Alberto Liriano Linares, fue trasladado por medidas de seguridad para una celda solitaria. Por informar a la prensa independiente las autoridades de la prisión han amenazado con procesarlo  por delito de espionaje, y suspenderle el régimen de menor severidad.

El reo Eduardo Prats Gómez, quien extinguía sanción en la prisión de mayor rigor del Combinado del Este, fue trasladado para la prisión  Kilo 5 y medio, en la provincia de, Pinar del Rio, por represalia de las autoridades por pedir  a la prensa independiente  que lo auxiliara con la situación de su mamá, Osoria Gómez Soto, que fue condenada por intentar pasar a la prisión los medicamentos que su hijo necesitaba.

Los presos políticos David Piloto Barceló y Luis Enrique Labrador Díaz están en prisión por lanzar boletas antigubernamentales. Piloto es enfermo crónico de tuberculosis, y Labrador Díaz padece una severa enfermedad de los riñones.

No dejemos de mencionar los 50 presos políticos que se encuentran en las cárceles  cubanas, constantemente sometidos a represalias.  Menciono solo a algunos presos que han sido castigados por denunciar las infrahumanas condiciones de vida a que son sometidos.

Puedo citar muchos casos más de venganza, salvajismo y procedimientos violentos.   

dania@cubadentro.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada