Alyssa Monks 2011




















Fuente: Alyssa Monks.

Observatorio pide una 'acción urgente' al Consejo de Derechos Humanos

Madrid, 07-12-2011

'No debe esperarse la pérdida de más vidas humanas, como está sucediendo en Siria', señaló el organismo, en alusión a la escalada represiva contra la disidencia interna.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha enviado al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (CDH) una "solicitud de Acción Urgente" ante la escalada de violencia contra la disidencia interna en Cuba.

La solicitud fue enviada a los relatores especiales sobre la tortura y defensores de derechos humanos, así como a los grupos de trabajo sobre detenciones arbitrarias y de procedimientos especiales. Una copia fue remitida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

"La violencia gubernamental contra la oposición interna en Cuba y los activistas de Derechos Humanos, ultrajados y golpeados continuamente por tropas y paramilitares (...), adopta en los últimos días nuevas formas de crueldad", señala el documento del Observatorio, con sede en España.

La petición menciona el asedio gubernamental contra una marcha pacífica en memoria de Pedro Luis Boitel y Orlando Zapata Tamayo.

"Efectivos parapoliciales arremetieron violentamente contra los convocados a la marcha, hiriendo a varios de ellos y lesionando a otros", añade la denuncia.
Según datos del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, al menos un centenar de personas han sido detenidas en los primeros días de diciembre, la mayoría en el oriente del país.

La solicitud informa a los organismos internacionales sobre los actos represivos sucedidos en Palma Soriano el pasado 2 de diciembre, cuando 47 disidentes fueron detenidos y algunos fueron golpeados "hasta sangrar profusamente".
"Una vez más, el OCDH denuncia la espiral de violencia gubernamental que continua incrementándose en Cuba a partir de que el Presidente Raúl Castro diera la orden", señala la petición enviada.

El Observatorio afirmó que "no debe esperarse la pérdida de más vidas humanas como está sucediendo en Siria" y recordó que "es necesario condenar a los gobiernos que se niegan a respetar la dignidad e integridad de sus ciudadanos, en franco desafío al derecho internacional".


Falto de ocurrencias

Por Arcadi Espada.


He visto a Rajoy dar cuenta de los primeros nombramientos. Es un caso llamativo. No había diferencia entre el Zapatero de la campaña electoral y el presidente. Hablaba el mismo hombre. Rajoy es otro. Es aquel hombre de su fenomenal discurso parlamentario contra el plan Ibarretxe. Luego se ocultó. Ocultarse para ganar, dicen. No lo sé. Pero ganó y ha vuelto. Naturalmente sólo me refiero al aspecto. El problema de la firmeza y el sentido común es que han de refrendarlo los hechos. Pero en cualquier caso los procesos de construcción de las imágenes son fascinantes. A aquel tiempo de sangre y barro aznarista, le sucedió el semblante alegre, soft, imaginativo, femenino, jugolándico del presidente Zapatero. Luego la alegría, imaginación y tolerancia devinieron inconsistencia e improvisación. El Rajoy que ahora emerge quiere basar su mensaje, precisamente, en el realismo, la solidez y la falta de ocurrencias. Si antes se trataba de alcanzar un sueño ahora se trata de despertar de la pesadilla. 

Los cuatro consejos de Steven Weinberg, Premio Nobel de Física 1979, a los jóvenes investigadores


Cuatro consejos para sobrevivir en las aguas del oceáno de la investigación: (1) Nada o ahógate; (2) mientras no te ahogues, dirígete a la zona de aguas peligrosas; (3) disfruta mientras nadas; y (4) estudia el estilo de otros nadadores. Nadie lo sabe todo y tú no tienes que ser el primero. Nos recuerda Steven Weinberg que cuando acabó su carrera universitaria la investigación en física le parecía un océano inmenso que tenía que explorar antes de ponerse a desarrollar su propia tesis doctoral. Le parecía que no sabía casi nada de física, pero gracias a los grandes físicos que le enseñaron en sus cursos de doctorado descubrió que para sobrevivir en el océano tenía que nadar o ahogarse. Weinberg cuenta con sorpresa que lo hizo y le funcionó. Obtuvo en poco tiempo un doctorado y aprendió que “nadie lo sabe todo y él no tenía que ser el primero.” Permíteme una  traducción libre de los cuatro consejos de Steven Weinberg en “Scientist: Four golden lessons,” Concepts, Nature 426: 389, 27 Nov. 2003.

Nos cuenta Weinberg que cuando estaba dando clases a finales de los 1960 en el MIT (Massachusetts Institute of Technology) un estudiante le dijo que quería cambiar de tema de investigación desde la teoría de la relatividad general a la física de partículas, donde trabajaba Weinberg, porque los principios de la primera eran bien conocidos y los de la segunda un enorme embrollo. Weinberg confiesa que pensó que él no lo hubiera hecho, pero ahora cree lo contrario. Hay que meterse en líos porque allí es donde está la acción.

El tercer consejo de Weinberg es que hay que perder el tiempo, no basta con seguir las indicaciones del director de tesis, incluso si él nos guía hacia la solución de problemas importantes. Nadie sabe en qué momento de la historia serán resueltos los problemas realmente importantes. Nunca podrás saber cuáles son los problemas correctos que te llevarán a la gloria, por lo que la mayoría de los problemas en los que te enfrasques serán una pérdida de tiempo. No importa, si quieres ser creativo, tienes que asumir que tendrás que pasar la mayor parte de tu tiempo trabajando en problemas que no son creativos.

El último consejo de Weinberg es aprender algo de la historia de la ciencia, o al menos de la historia de tu rama de la ciencia. No hay que olvidar que pequeños descubrimientos en apariencia, en el momento oportuno, producen toda una revolución en una rama de la ciencia, con repercusiones en la tecnología y en toda la sociedad. No hay que olvidar que los protagonistas de estos descubrimientos muchas veces no son conscientes de lo revolucionario de su aportación y Weinberg es un buen ejemplo. Quién le iba a decir a Weinberg que su artículo de solo 3 páginas “A Model of Leptons” iba a ser la teoría correcta que describe la unificación electrodébil, el núcleo del modelo estándar, la teoría que le dio el Premio Nobel de Física en 1979.