Gas against wind. Matt Ridley

Not convinced? The gas well requires no subsidy – in fact it pays a hefty tax to the government – whereas the wind turbines each cost you a substantial add-on to your electricity bill, part of which goes to the rich landowner whose land they stand on. Wind power costs three times as much as gas-fired power. Make that nine times if the wind farm is offshore. And that’s assuming the cost of decommissioning the wind farm is left to your children – few will last 25 years.

Decided yet? I forgot to mention something. If you choose the gas well, that’s it, you can have it. If you choose the wind farm, you are going to need the gas well too. That’s because when the wind does not blow you will need a back-up power station running on something more reliable. But the bloke who builds gas turbines is not happy to build one that only operates when the wind drops, so he’s now demanding a subsidy, too.


The best thing about cheap gas is whom it annoys. The Russians and the Iranians hate it because they thought they were going to corner the gas market in the coming decades. The greens hate it because it destroys their argument that fossil fuels are going to get more and more costly till even wind and solar power are competitive. The nuclear industry ditto. The coal industry will be a big loser (incidentally, as somebody who gets some income from coal, I declare that writing this article is against my vested interest).

Little wonder a furious attempt to blacken shale gas’s reputation is under way, driven by an unlikely alliance of big green, big coal, big nuclear and conventional gas producers. The environmental objections to shale gas are almost comically fabricated or exaggerated. Hydraulic fracturing or fracking uses 99.86% water and sand, the rest being a dilute solution of a few chemicals of the kind you find beneath your kitchen sink.



Contra los estabilizadores automáticos. Juan Ramón Rallo


Uno de los logros de los que se encuentran más orgullosos todos los keynesianos es de haber instaurado un sistema de "estabilizadores automáticos" que actúen como contrapeso contra los movimientos cíclicos de la economía. Dentro de esta categoría se incluyen los impuestos vinculados a la actividad económica, especialmente cuando son progresivos (IRPF y en menor medida Sociedades o IVA) y los subsidios de desempleo. Así las cosas, cuando la economía va bien, los ingresos fiscales aumentan y el gasto en prestaciones de paro se reducen, y cuando la economía va mal, los ingresos fiscales se hunden y el gasto asistencial aumenta. En definitiva, en tiempos de bonanza, el Estado amasa un superávit presupuestario y enfría al sector privado retirándole "poder adquisitivo", mientras que en tiempos de depresión el Estado incurre en déficit para recalentar al sector privado cobrándole menos tributos y otorgándole más subsidios de desempleo. Desde el punto de vista del gasto el asunto es muy sencillo: sube el gasto privado, el Estado lo rebaja; cae el gasto privado, el Estado lo incrementa. Asunto terminado: como el Estado contribuye a estabilizar la demanda merced a estos instrumentos no discrecionales, también contribuye a estabilizar la economía. Son, pues, estabilizadores automáticos. Sencillo, ¿no? No tanto, pues el marco keynesiano es lo que tiene: que es falso.


La solución última a dinámicas crediticias distorsionadoras no vendrá de la planificación ingenieril de expansiones o contracciones automáticas del gasto (público o privado), especialmente cuando esa planificación tiene su fundamento en una teoría económica deficiente como la keynesiana. Si queremos evitar de verdad los auges expansivos artificiales y salir lo antes posible de las depresiones, basta con que nos concentremos en que, en su origen, el crédito no se expanda desligándose del ahorro real y que, en su destino, las malas inversiones puedan reajustarse lo antes posible sin el sostenimiento artificial del crédito estatal. Los estabilizadores automáticos son más bien desestabilizadores automáticos.


Leer entrada completa.

La vivienda y testimonio de Ismari González Castañeda en Cuba



Madre de Yoandry Rafael Guillot González, joven de 20 años preso en el Combinado del Este, La Habana, Cuba.


Madre de Yoandry Rafael Guillot González de 20 años de edad, quien se encuentra operado en la cabeza producto a un golpe contundente que le fue propinado, denuncia los maltratos que recibe su hijo por parte de los funcionarios de orden interior en la prisión Combinado del Este.

La madre de Yoandry Rafael Guillot refiere que a su hijo desde hace más de 9 meses le corresponde la licencia extrapenal, pero no ha tenido respuesta alguna, a pesar de que los médicos del Hospital Nacional de Reclusos han informado al jefe de la prisión, el oficial Vargas, que su hijo no está apto para convivir entre reos.Los funcionarios de orden interior han tomado represalias con Yoandry. El 5 de julio seis guardias que se encontraban al mando del segundo jefe de la prisión, llamado Campillo, lo esposaron y le propinaron una golpiza hasta dejarlo inconsciente. El 26 de julio le fue propinada otra golpiza por un guardia llamado Norberto, y Alexis, estos lo esposaron y lo dejaron tres horas tuvo que le dicen el caballo.


Libertad cronometrada. Juan Ramón Rallo

Nuestros políticos se han mostrado muy renuentes tanto a reducir el gasto como a eliminar regulaciones, señal de que o bien están muy desorientados acerca de cómo superar la crisis o, más probablemente, de que prefieren la quiebra de la nación antes que renunciar a su control sobre la economía (sobre todo cuando ese control se ejerce en beneficio de ciertos grupos de presión). Por eso, toda medida encaminada o a recortar el gasto o a suprimir regulaciones ha de ser bienvenida: no porque vaya a sacarnos por sí sola del hoyo de la depresión, sino porque marginalmente contribuye a hacerlo. Vamos, que con ajustes parciales seguiremos mal, pero menos mal que si no se hiciera nada o si se hiciera en la dirección opuesta a la requerida.

Así las cosas, puede que la liberalización de horarios comerciales que está estudiando el Gobierno regional de Esperanza Aguirre no sea tan grande como a muchos nos gustaría (¿por qué no extenderla también a las tiendas con una superficie útil superior a los 750 metros cuadrados?) ni que por sí misma vaya a arreglar el desaguisado del tejido productivo español, pero sin duda ampliará de manera apreciable las posibilidades de ganar dinero facilitándoles la vida a los demás en el comercio minorista. Lo que carece por completo de sentido es lo que sucede en el resto de España: que uno no pueda abrir su tienda a las dos de la madrugada entre semana o a las dos de la tarde un domingo, aun cuando resulte rentable hacerlo. ¿Acaso hemos olvidado qué significa que algo sea "rentable"? Pues que hay suficientes consumidores dispuestos a pagar, a cambio de los servicios ofrecidos, una cantidad de dinero lo bastante elevada como para compensar el estar trabajando durante esas franjas horarias señaladas. Todas las partes –consumidores, empresarios, trabajadores– salen ganando, ¿cuál es entonces el motivo de prohibirlo?

Simple y llanamente que otros comerciantes prefieren no abrir y temen perder clientela frente a los que sí están dispuestos a hacerlo.





World War II in photos (XVIII): The Holocaust
















































Fuente - Source: The Atlantic.

Primerasegundaterceracuartaquintasextaséptimaoctavanovenadécimaundécima, duodécimadecimeterceradecimocuartadecimoquinta, decimosexta y decimoséptima entregas. (First, second, third, fourth, fifth, sixth, seventh, eighth, ninth, tenth, eleventh, twelfth, thirteenth, fourteenth, fifteenth, sixteenth and seventeenth parts).

En el reportaje original se incluyen los pies de foto. (Original report includes captions).

The Known Universe - El universo conocido


The Known Universe takes viewers from the Himalayas through our atmosphere and the inky black of space to the afterglow of the Big Bang. Every star, planet, and quasar seen in the film is possible because of the world's most complete four-dimensional map of the universe, the Digital Universe Atlas that is maintained and updated by astrophysicists at the American Museum of Natural History. The new film, created by the Museum, is part of an exhibition, Visions of the Cosmos: From the Milky Ocean to an Evolving Universe, at the Rubin Museum of Art in Manhattan through May 2010. 


Source: Francis.

Por qué Israel y Hamás acuerdan ahora canjear un preso por mil. Jordi Pérez Colomé



Por qué ahora

Este acuerdo había estado encima de la mesa durante años. En 2009, el primer ministro Netanyahu ya estaba dispuesto a liberar a mil palestinos por Shalit. Pero ahora Israel y Hamás estaban más dispuestos a ceder en puntos clave. Sobre todo por dos motivos:

Primero, el estado palestino en Naciones Unidas. Palestina está dividida entre Cisjordania y Gaza. En Cisjordania manda Fatah y en Gaza, Hamás. La propuesta de conseguir un estado palestino en la ONU fue del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, de Fatah. Su idea reunió apoyo y, aunque no se sabe cómo acabará, la popularidad de Abbas creció.

Hamás, a pesar de lanzar cohetes periódicos a Israel desde Gaza, ha visto cómo su popularidad bajaba en los últimos años. La estrategia de la violencia no había conseguido mucho. Encima ahora sus rivales de Fatah podían conseguir un éxito histórico para los palestinos. No podían permitirlo. Había llegado el momento de usar su gran as en la manga: Gilad Shalit. Hamás insistió en que los presos liberados debían ser de todos los territorios palestinos; aspiran como Fatah a ser los representantes de todo su pueblo.

Los israelíes dicen que apenas Mahmud Abbas se bajó del estrado en Naciones Unidas, Hamás llamó a la puerta para concluir un acuerdo por Shalit. Esta vez iban en serio y se firmó el acuerdo. El próximo martes o miércoles Gilad Shalit debería estar en Israel.

Segundo, la primavera árabe. Los vecinos de Israel cambian. Egipto puede tener un nuevo gobierno en los próximos meses. En Siria -sede de la dirección de Hamás- puede pasar de todo. Egipto era imprescindible para el intercambio de presos: Shalit saldrá de Gaza por Rafah, la frontera con Egipto. Aún no se sabe de allí irá a Cairo para volar a Israel o no. Tanto palestinos como israelíes sabían que si querían llegar a un acuerdo por Shalit, mejor hacerlo con el régimen egipcio actual.


Quién gana: la ley del más fuerte

A corto plazo, tanto Israel como Hamás ganan algo. A largo, todos pierden: se demuestra una vez más que la fuerza sirve. Los estados suelen decir que no negocian con terroristas. Hoy tenemos una prueba más de que no es cierto. Hace once años Netanyahu intentó matar a Khalid Meshal, líder de Hamás. Estos días negociaba con él la libertad de Shalit y los mil presos.

El simbolismo cuenta. Israel presume de que la vida de uno de los suyos vale lo mismo que mil de los otros. Es una muestra de fortaleza y convicción. Pero también marca muy bien el camino de sus enemigos: hay que conseguir capturar con vida a más israelíes. Es una magnífica opción para el débil. Israel ha de estar muy seguro de sus fuerzas -y lo está.

El gran perdedor de este proceso es Fatah, la facción palestina más pacífica y que ya ha reconocido a Israel. ¿Le interesa a Israel debilitar a quienes están dispuestos a negociar un acuerdo de paz? El interés principal israelí está claro que era liberar a su soldado y dar imagen deunidad interior. Pero de rebote ha dado más protagonismo a Hamás, su rival violento.

Israel puede utilizar el acuerdo para castigar a Abbas por su intento de Naciones Unidas. Es imposible de demostrar, pero son bastantes casualidades. Mientras los dos grupos palestinos se disputan el poder, Israel sale reforzado. Pero un hipotético camino hacia algún tipo de paz es cada vez más oscuro.



Detienen a opositores tras muerte de Laura Pollán

Varios opositores y Damas de Blanco han sido detenidos por la policía política, para impedirles que asistan a los funerales de la líder de la organización, Laura Pollán, quien falleció el viernes por la noche de un paro cardíaco en el hospital Calixto García de La Habana.

El periodista independiente Luis Felipe Rojas declaró a Radio Martí que agentes de la policía se encuentran en los alrededores de su casa y de otros activistas de derechos humanos.

“La policía política rodeó las casas de varios opositores en varias provincias del oriente de Cuba, y específicamente en Holguín Caridad Caballero Batista e Isabel Peña Martínez fueron detenidas cuando decidieron salir de sus casas tras señalar que sus viviendas no eran calabozos”, señaló.

Felipe Rojas informó que también fueron detenidas en Banes, Marta Díaz Rondón y Mildred Sánchez Castilla.


El opositor Raumel Vinajera manifestó que también han sido detenidas en Santiago de Cuba las Damas de Blanco, Tania Montoya, Aimé Garcés Leiva y Belkis Cantillo Ramírez, y añadió que la casa del expreso político José Daniel Ferrer García se encuentra rodeada por agentes de la policía.


El expreso de conciencia José Daniel Ferrer García informó que todavía no han sido liberadas nueve de las once mujeres que fueran detenidas por la policía política, para impedirles que asistieran a los funerales de Pollán, en La Habana.




El optimista racional, de Matt Ridley. Cristian Campos

En un mundo regido por la lógica, rebatirle esta idea al resentido de guardia no necesitaría ni de medio libro: es evidente para cualquier ser pensante con dos neuronas patinándole en el cerebelo que hasta el más lamentable de los 15M en paro disfruta de un nivel de vida que sería la envidia, no ya de Carlos V, sino de Henry Ford, multimillonario legendario entre los legendarios y al que se puede localizar a poco más de una docena de Olimpiadas de distancia de nuestra época. Todo eso lo explica Matt Ridley en el libro mediante un amplio despliegue de datos y de obviedades, así que tampoco le voy a dar más vueltas al tema. Basta con que sepan que ustedes disfrutan del mayor nivel de bienestar jamás alcanzado por el ser humano a lo largo de su historia. Aunque la mala noticia es que esta última frase no tardará en dejar de ser cierta: sus hijos aún vivirán mejor que ustedes.

Y por cierto: en África también viven infinitamente mejor que sus antepasados. Otra cosa es que el punto de partida africano no sea demasiado glorioso. En cualquier caso, los africanos viven más años, sobreviven más al parto y se matan menos entre ellos de lo que lo hacían hace apenas 100 años.

Pero esa no es la tesis de El optimista racional, sino su punto de partida. La tesis es la de que el progreso de la humanidad se debe, lisa y llanamente, al intercambio de ideas y mercancías. Es decir al capitalismo y el libre mercado. O, si lo prefieren, al trueque. Por eso las sociedades autárquicas, como las regadas por el Islam o el socialismo, han fracasado miserablemente, con pocas o muy debatibles excepciones, mientras que las sociedades libres han progresado hasta llegar a la cúspide de la evolución humana, es decir el iPad y sus usuarios.

Según Ridley, el intercambio es a la tecnología lo que el sexo a la evolución: el motor del cambio. Y, por ende, del progreso.


Steve Jobs: “Technology alone is not enough”. Jonah Lehrer

When introducing the iPad 2 in March, Jobs summarized his strategy this way: “It is in Apple’s DNA that technology alone is not enough—it’s technology married with liberal arts, married with the humanities, that yields us the results that make our heart sing.” Such platitudes are common in Silicon Valley, where executives routinely introduce shiny gadgets with lofty language. But what set all of Jobs’s companies apart, from Pixar to NeXT to Apple, was, indeed, an insistence that computer scientists must work together with artists and designers—that the best ideas emerge from the intersection of technology and the humanities. “One of the greatest achievements at Pixar was that we brought these two cultures together and got them working side by side,” Jobs said in 2003.

This faith in the liberal arts is rooted in Job’s own biography. He famously dropped out of Reed College his freshman year, but continued to audit classes in calligraphy:

I learned about serif and sans-serif typefaces, about varying the amount of space between different letter combinations, about what makes great typography great. It was beautiful, historical, artistically subtle in a way that science can’t capture, and I found it fascinating.

None of this had even a hope of practical application in my life. But ten years later, when we were designing the first Macintosh computer, it all came back to me. And we designed it all into the Mac. It was the first computer with beautiful typography. If I had never dropped in on that single course in college, the Mac would never have had multiple typefaces or proportionally spaced fonts.