Entrevista a Antonio Muñoz Molina. Pablo Mediavilla Costa



Destaco:

Hubo otra polémica con Almudena Grandes en torno a un artículo en el que la escritora insinuaba el placer sádico que la madre Maravillas hubiera encontrado en ser agredida por un grupo de milicianos republicanos. ¿Cree que la izquierda española ha utilizado la Guerra Civil como arma arrojadiza contra la derecha y que el guerracivilismo explica parte de la pobreza intelectual, económica y de tantos otros ámbitos de la España actual?

Es todo tan penoso. Hay que ser muy preciso en eso. Yo mandé una carta a El País por una columna que esta mujer había escrito haciendo bromas del gozo que sentiría la madre Maravillas, el viejo chiste de la monja violada, aquello de “ummm, sudorosos”. Escribí una carta ofendido, bastante educada. Luego resultó además que las dos cosas sobre las que bromeaba esta mujer era una frase que no era de la madre Maravillas sino deSan Juan de la Cruz y quién hablaba era el alma, pero bueno. 75 años después, las personas progresistas, es decir, para ser progresista, ¿tenemos que negar que, en primer lugar, hubo una responsabilidad repartida en el desastre del fracaso de la República? Dejando aparte que los causantes inmediatos fueron los que dieron el golpe de Estado, los que conspiraron contra el régimen. Una vez sucedido eso, ¿no podemos reconocer lo que personas que estaban entonces comprometidos con la defensa de la República reconocían y deploraban? Esa es la pregunta que yo hago. Yo no te estoy diciendo dar la razón a Pío Moa, te estoy hablando de dos cosas distintas. Si tú lees La velada en Benicarló de Manuel Azaña, escrita en 1937, ahí ves como Azaña lamenta con un dolor trágico los crímenes cometidos en la zona republicana durante la guerra. Si lees a Manuel Chaves Nogales, republicano, socialista, director de Ahora, lees su libro A sangre y fuego publicado en 1937. Arturo Barea, republicano, socialista, exiliado en Inglaterra, el tercer tomo de La forja de un rebelde, que trata del verano en Madrid en 1936. Julián Zugazagoitia, director de El Socialista… Lee las cosas que escribieron ellos, yo sólo digo eso. Segundo paso: historiadores. Yo creo que 75 años después, lo historiadores han dejado claro lo que pasó. A mí me gusta poner siempre un ejemplo: el asesinato de García Lorca y el asesinato de Muñoz Seca. Los dos son inocentes. García Lorca era un escritor extraordinario y universal, comprometido con la República, no políticamente, pero en una época de divisiones políticas muy feroces te situabas tú y te situaban tus enemigos. Él estaba situado y visto como alguien muy vinculado con la República. Federico García Lorca es asesinado en Granada y es un horror y una vergüenza. Muñoz Seca está en Barcelona porque había estrenado una de sus múltiples obras de teatro. Era un autor muy popular, muy conservador. Lo detienen en Barcelona, lo trasladan a Madrid, lo encierran en el convento de San Antón y muere en Paracuellos del Jarama. ¿Una persona decente va a hacer distinciones entre crímenes? ¿Es menos crimen matar a Muñoz Seca? Pero no sólo es la izquierda, a la derecha le pasa exactamente igual, parece que tampoco hay manera de reconocer la responsabilidad de la derecha en la conspiración contra la República y del horror de la posguerra, del horror de la dictadura. Nadie quiere reconocer y yo me pregunto por qué.

World War II in photos (XI). Battle of Midway and the Aleutian Campaign

Vía The Atlantic


Primerasegundaterceracuartaquintasextaséptimaoctavanovena y décima entregas. (First, second, third, fourth, fifth, sixth, seventh, eighth, ninth and tenth parts).

En el reportaje original se incluyen los pies de foto. (Original report includes captions).


















































Pier Luigi Nervi’s Works

Vía civilgeeks.


Pier Luigi Nervi’s Works for the 1960 Rome Olympics. Tullia Iori and Sergio Poretti. (PDF)


Nervi carried out a detailed analysis of every single construction cost. He became an expert in calculating the incidence of every steel rod, every bag of cement, every wooden plank, every liter of petrol used for transportation on the global cost of erecting a structure. This allowed him to evaluate the most economical structural solution for every detail in the construction plan. (This meticulous analysis excluded two parameters, the cost of labor and design, both of which were considered to hardly amount to anything). Nervi’s analysis led him to focus on two fundamental points. The first was that in order to save on steel it was fundamental to reduce the use of cement: thin layers of densely reinforced concrete are more efficient —and therefore more inexpensive — than larger bodies of concrete with less reinforcement. The second was that reducing the use of wooden casting moulds for directly erecting elements proved to be the most important cutback. These simple reflections gave rise to two parallel activities. First, Nervi began experimenting with slender concrete
slabs densely reinforced with steel; secondly, he started an important experimental building yard in which he significantly reduced the need for wood, which was becoming exceedingly scarce, by making use of prefabricated on-site concrete elements. The experiments conducted on the densely reinforced concrete slabs were hardly scientific. They were very artisanal and conducted in chance labs, often in his house. (There even are accounts that state that Nervi conserved these experiments on his balcony). Nervi was only able to rely on load tests much later, when they were carried out in the Milan Polytechnic laboratory headed by Arturo Danusso.





Sin China no encendemos ni la luz. Manuel Fernández Ordóñez


Leer artículo completa.


Extractos:

Por eso llama tanto la atención la corriente de pensamiento que parece pretender que los males actuales de la humanidad sean culpa del petróleo y que, rechazando el uso de éste como materia prima, las guerras vayan a desaparecer. ¡Cómo si antes del descubrimiento del crudo no hubiera habido guerras! Las materias primas podrán ir acabándose, pero el ser humano descubrirá nuevas materias que sirvan a sus fines, tal y como sugería Mises en su Acción Humana. El carbón estuvo siempre ahí, pero no fue hasta el siglo XVIII cuando el hombre entendió que podía serle útil, dando lugar a la Revolución Industrial. Lo mismo sucedió con el petróleo, el silicio o el uranio. Es la acción humana, el hombre, el que convierte las materias primas en valiosas cuando descubre un uso para ellas y siempre habrá, por tanto, tensiones por el dominio y control de las mismas.



Y China, jugando su papel, está empezando a no querer. Lleva varios años consecutivos reduciendo la oferta de tierras raras mediante el recorte en la producción. Han impuesto cuotas a las compañías mineras que se enfrentan a grandes multas e incluso la expropiación de las minas si sobrepasan la producción establecida. De este modo, en 2008 recortaron la producción un 20% con respecto al año anterior y, en 2010, la recortaron un 40% con respecto a 2009. Los precios están subiendo de tal modo que en 2003 el óxido de disprosio se vendía a 20 $/kg y en la actualidad está a 2.600 $/kg. En lo que va de año, su precio se ha multiplicado por seis.

Hay que tener en cuenta que la escalada en el precio no se debe a una crisis de escasez, sino a recortes en la producción. El precio se incrementa por una escasez en el mercado, pero no por una escasez real del mineral. Para ser un país comunista que no cree en el mercado, China se lo está montando bastante bien en el mismo. Como ven, los problemas globales por los recursos no se terminarán con el petróleo, la acción humana es la que ha convertido las tierras raras en un material valioso que antes no tenía ningún valor y será la acción humana la que descubra una alternativa para ellas. La mala noticia es que la alternativa que se descubra también tendrá dueño y la historia volverá a comenzar... es el sino de la humanidad.

Rob Spence and his eyeborg


Vía Amazings.