La venganza de Ulzana (Ulzana's raid)

Buena película de Robert Aldrich.

Cruda, sin concesiones, ni siquiera un plano exhibiendo lo bonito del paisaje (como ha indicado Enrique Urbizu en el coloquio posterior). La película muestra la huida de un grupo de indios que crean el terror en la zona, asesinando, torturando y violando a los que encuentran a su paso, y la persecución por parte del ejercito americano.

La he visto en la filmoteca española, cine Doré. Aunque el formato estaba mal proyectado. Como ha explicado Urbizu, en Europa se rueda ya con el formato, pero en Estados Unidos el formato se da en la proyección. Y no se hizo de manera correcta en la proyección de esta película.

Ha habido un coloquio posterior, con Jaime Iglesias, autor del libro Robert Aldrich publicado por Cátedra en 2009, y con Enrique Urbizu, director de cine y guionista. Interesantes reflexiones de Urbizu. En la primera de todas ha equiparado la violencia de los indios con la del ejército. Estoy totalmente en contra de esta opinión, en la película los indios son unos asesinos despiadados, y el ejército trata de proteger a la población, a pesar de que cometa errores. Situándome en esta película, si estoy en mi rancho, prefiero ver a un soldado que a un indio. Otra reflexión, con la que estoy de acuerdo, es en que hay película que justifican la violencia en función de quien la cometa y contra quien se cometa. Poniendo como ejemplo paradigmático algunas películas interpretadas por Chales Bronson, en las cuales debido a un acto de violencia inicial contra alguien se pretende justificar la violencia desplegada posteriormente por el personaje interpretado por Bronson.

Cuando la vea en mejores condiciones, decidiré si la incluyo entre mis películas.

No leer si no se ha visto la película: La mejor escena es una en la que viéndose atacado por los indios, un soldado que escolta a un carro que lleva a una mujer y su hijo, decide matar a esta. Pero en la huida con el niño, son derribados y el soldado ante el acercamiento de los indios, decide pegarse un tiro en la boca. La imagen permite ver hasta el humo que sale de la boca del soldado. Brutal.



An affair to remember (Tú y yo). 1957. Leo McCarey

Película con una gran factura técnica de Leo McCarey y estupendas interpretaciones. La elegancia que desprende es lo mejor. La primera mitad, en el barco y en la Costa Azul francesa, me encanta. Diálogos inteligentes, situaciones divertidas y toda esa elegancia antes mencionada. Creando la atmósfera adecuada para la historia de amor. Todo funciona como debe. Cary Grant está a su nivel habitual, excelso, al igual que Deborah Kerr. Me creo totalmente su historia de amor.

Si no ha visto usted la película no siga, voy a destriparla.

La segunda parte no me la creo, quedan en lo alto del Empire State Building seis meses después de su encuentro en el crucero si es que han fracasado sus respectivos proyectos de boda, pero ella tiene un accidente y no puede acudir. Él si acude. Ella queda impedida temporalmente y decide no buscarle y explicarle lo que le pasó. No entiendo esa parte, me chirría que él por orgullo no la busque y que ella, no se muy bien por qué, no haga todo por volver a estar con él y explicarle todo.

El final es muy bueno pero al no haber entendido bien la parte anterior no llega a emocionarme. 

La incluyo entre mis películas.

The magnificent seven (Los siete magníficos). 1960. John Sturges

Sobresaliente western de John Sturges. Un guión muy bien estructurado, un elenco de actores míticos, un malo muy malo y unos buenos con matices. De hecho, una de las mejores escenas de la película es cuando los pistoleros veteranos le explican al más joven la realidad de ese tipo de vida. Los duelos y batallas están muy bien rodadas. Es soberbia la que interpreta James Coburn en el famoso duelo con el cuchillo. Pocos actores hacen de malo tan bien como el gran Elli Wallach. Un detalle, al "melenas" Yul Brynner no le quitan el sombrero ni una vez durante toda la película. 

La banda sonora es mítica:


Incluida en mis películas.


Pale rider (El jinete pálido). 1985. Clint Eastwood

Estupendo western de Clint Eastwood. A pesar de tener algún defecto, como son parte del duelo final y la simpleza de la historia, sigue siendo una gran película. El Eastwood clásico. La película es una copia del clásico Raíces profundas (Shane) y me recuerda a otro gran western de Eastwood, Infierno de cobardes (High plains drifter)Me gusta la relación del predicador (Eastwood) con la niña y la transformación del predicador a mitad de la película. 

Incluida en mis películas.